De Calaveras y Catrinas – Blog Andrea Cardona

De Calaveras y Catrinas

De Calaveras y Catrinas

En 2016 tuve la oportunidad de estar en la celebración del Día de los Muertos en ciudad de México. Ya venía enamorada de su significado, de cómo es una fiesta para donde los vivos se encuentran con los muertos, ofreciéndoles un auténtico banquete de olores, colores, sabores y música. Además de querer entender más a sus protagonistas,  las calaveras y su significado con el cielo y el amor.

Hoy les quiero hablar sobre esta fiesta y algunos de sus protagonistas parte de lo que he ido aprendiendo y experimentando. 

CÓMO SE CELEBRA:

Durante este día los mexicanos rinden homenaje a estas personas que se fueron mediante altares en donde tienen su foto, la comida que más les gustaba, las bebidas que disfrutaban en vida y quieren hacer ese día algo que a esta persona le gustara.
Muchos también van al cementerio a rendirles homenaje y a compartir con ellos esta noche.
Todo México se llena de un color naranja por su flor de muertos o cempasúchil «flor de veinte pétalos» (por sus raíces en lengua náhuatl cempoal-xochitl, veinte-flor) y que sólo florece después de la época de lluvias.
También se hacen desfiles, uno muy colorido y mágico en donde catrinas, calaveras, muertos y vivos salen a vibrar con la energía de la festividad, dejar sus altares por la ciudad y honrar a sus seres queridos. Y les cuento que es simplemente fantasía.

ALGUNOS PROTAGONISTAS:

COLIBRÍ Y FLOR DE CEMPASÚCHIL: Xóchitl y Huitzilin eran amantes y acostumbraban a subir a la montaña y ofrecer flores  al dios del sol, Tonatiuh. Con la llegada de la guerra los amantes tuvieron que separarse, no sin antes prometerse que se amarían más allá del tiempo, la distancia y la muerte frente a Tonatiuh.
Huitzilin murió en batalla, y el corazón de Xóchitl se partió de dolor. Pero recordando su promesa acudió a Tonatiuh para pedirle que la uniera con su amado. El dios, conmovido la convirtió en una flor de colores intensos como el sol al atardecer. Luego, tocó a Huitzilin y lo convirtió en colibrí.
Al atardecer, Huitzilin, amoroso, se posó al centro de la hermosa flor quien se llenó de un aroma intenso y misterioso, y se abrió en 20 pétalos. Así fue como nació la flor de Cempasúchil, la flor del amor y la muerte.

«Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central“  Diego Rivera

LA CATRINA: es creada por el caricaturista mexicano José Guadalupe Posada, originalmente se llamaba, La Calavera Garbancera.
En su mural «Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central“  Diego Rivera quiso plasmar la sociedad mexicana que incluía la figura de José , así como su calavera a quien vistió con elegancia.

LAS CALAVERAS: se creían el recipiente de la energía vital en las que se depositaban todas las cualidades del espíritu e incluso los conocimientos, pensamientos y emociones de quien en vida lo portaba manteniendo su presencia en la eternidad a través de este objeto.

¡Una pareja de enamorados¡

Esta fecha me inspira y es la protagonista de la Colección “Te Amaré por Siempre, Te Amaré Más Allá de la Muerte” y es que en joyería aunque las calaveras se han relacionado con la muerte  muchas veces son censuradas a un estereotipo de persona, sin embargo hace en estas piezas se convierten en un mensaje de amor:

“amar aquello que se va hasta la eternidad”

Te invito a conocerlas AQUÍ

Leave a Comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top